Hacer un mosaico en 5 pasos

Índice

El arte del mosaico consiste en crear un dibujo único combinando varias piezas de colores, lo que da como resultado una imagen coherente desde una perspectiva lejana. Los materiales clásicos son la piedra y el vidrio. Históricamente, se considera a los griegos los pioneros de la técnica del mosaico, ya que sus primeros mosaicos se componían de guijarros blancos y negros. Los estilos de mosaico contemporáneos recuerdan el arte mural mediterráneo de Grecia, pero con una paleta de colores mucho más amplia.

EL PROCESO DE CREACIÓN DE SU PROPIO MOSAICO

Es posible crear un mosaico de innumerables maneras. A la hora de diseñar su propio mosaico, las posibilidades son ilimitadas: desde diseños rectilíneos y geométricos hasta un alocado juego de colores y formas. Los motivos brillantes con formas variadas tienen un efecto lúdico y desprenden alegría de vivir, mientras que los mosaicos monocromáticos aportan tranquilidad.

Las posibilidades de embellecer objetos con tu mosaico casero son casi ilimitadas. La bandejita, la mesa auxiliar anticuada o la maceta monocolor adquieren un nuevo aspecto con un mosaico. También puedes decorar superficies enteras de paredes o suelos con mosaicos al estilo del famoso Park Güell de Barcelona. Hacer tu propio mosaico puede llevarte algún tiempo, pero desde luego no es complejo.

Consejo: ¿Busca una técnica de mosaico similar? ¡Entonces considere nuestros patrones de pintura de diamantes! Con la pintura de diamantes, se utilizan piedras preciosas autoadhesivas en lugar de piezas de mosaico, y se puede elegir entre una amplia gama de patrones.

raimond klavins AfmByTkHK Q unsplash 1 scaled 1

SIGUE ESTOS CINCO PASOS PARA CONSEGUIR UN BONITO MOSAICO CASERO

Empiece por elegir dónde quiere instalar el mosaico y el tipo de piedras que desea utilizar. Estas dos decisiones influirán en el resto del proceso. Los siguientes suministros y materiales son esenciales:

  1. Piezas de mosaico
  2. Pegamento para azulejos
  3. Lechada
  4. Una posible imprimación
  5. Posiblemente un barniz de resina sintética para sellar
  6. Llana
  7. Esponja o trapo
  8. Lápiz
  9. Martillo o cortador de baldosas
  10. Toalla, manta, gafas y guantes

Paso 1: Preparar la superficie La superficie para el mosaico debe ser lo más lisa, plana y limpia posible. Los materiales que absorben la humedad, como la madera, deben tratarse previamente con una imprimación.

Paso 2: Comprar piezas de mosaico o hacerlas tú mismo Puedes comprar piezas de mosaico ya hechas en tiendas de bricolaje o tiendas específicas. Pero también puedes crearlos tú mismo: Por ejemplo, utiliza una vajilla vieja, un espejo desgastado, piedrecitas de colores o restos de azulejos rotos o viejos. Estos últimos suelen encontrarse a buen precio en tiendas de bricolaje. Si piensas hacer un mosaico para el jardín, asegúrate de elegir baldosas impermeables y resistentes a las heladas. Puedes utilizar un cortador de baldosas especial para cortar las baldosas a tu gusto. También puedes envolverlos en una toalla y romperlos suavemente en trozos más pequeños con un martillo.

Nota: Al romperse, pueden producirse bordes afilados y astillas. Por lo tanto, utilice gafas de seguridad y guantes para su propia protección. Proteja también el suelo con una manta gruesa.

Asegúrate de que las piezas de mosaico tengan aproximadamente el mismo grosor para conseguir una superficie de mosaico uniforme. A continuación, ordena las piezas de mosaico por colores, esto hace que el proceso de creación del mosaico sea más eficiente.

Paso 3: Esboce el diseño de antemano Dibuje el diseño deseado directamente sobre la superficie, así le resultará más fácil empezar después con su mosaico.

auriane clement oG9keeg8hOw unsplash scaled 1

Paso 4: Fijación de las piezas de mosaico Cuando estés satisfecho con tu diseño, es hora de ponerse manos a la obra. Aplique el pegamento generosamente con una llana y extiéndalo uniformemente con una llana dentada. En la mayoría de los casos, se utiliza pegamento flexible para azulejos. Para azulejos transparentes, es mejor utilizar cola blanca para mármol o granito, ya que no se transparenta tras el secado. A continuación, coloque las piezas de mosaico como mejor le parezca. El espacio entre las piedras debe ser de al menos dos milímetros para garantizar una adherencia firme. Deja secar el mosaico al menos un día.

Consejo: Elija un adhesivo que se endurezca lentamente. Esto permite ajustar la colocación de las piezas de mosaico más tarde y corregir pequeñas imperfecciones.

¿Quiere descubrir otras aficiones apasionantes? Eche un vistazo al artículo de nuestro blog: ”¿Busca una nueva afición? – 15 aficiones para mujeres‘.

Paso 5: Secar el mosaico y aplicar la lechada Una vez seco el mosaico, es hora de aplicar la lechada. Mezcle la lechada siguiendo las instrucciones adjuntas. Asegúrese de que no esté demasiado aguada. La consistencia debe ser similar a la de la pasta de dientes.

A continuación, aplique la lechada con una espátula ancha y empújela por el mosaico con una rasqueta de goma en distintas direcciones hasta rellenar todas las juntas y dejar las piezas casi limpias. Lo ideal es que la lechada y las piezas formen una superficie uniforme. Después de dejar secar brevemente las juntas, retire con cuidado el exceso de cola de las piezas con una esponja o paño húmedo. Probablemente tendrás que repasar la superficie varias veces hasta que desaparezca el último brillo gris de las piezas de mosaico. A continuación, deja secar tu creación durante un día.

Empiece hoy mismo

¡Obtenga una vista previa de su foto como una pintura por número! ¡Conoce este maravilloso pasatiempo!

¡Comience hoy mismo su nueva afición!

¡Consigue una muestra gratuita de tu foto como pintura por números! ¡Conozca este maravilloso pasatiempo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mi carrito
El carrito está vacío.

Parece que aún no te has decidido.